Roma

Desde Roma, ciudad eterna y destino obligatorio de los viajeros de todas las épocas, empieza la experiencia italiana de Cervantes en 1569, que dejará profundas huellas en su vida y en su imaginario literario.

Roma

Guardalo en tus preferidos: 

Visitó sus templos, adoró sus reliquias y admiró su grandezas; y así como por las uñas del león se viene en conocimiento de su grandeza y ferocidad, así él sacó la de Roma por sus despedazados mármoles, medias y enteras estatuas, por sus rotos arcos y derribadas termas, por sus magníficos pórticos y anfiteatros, por su famoso y santo río, que siempre llena sus márgenes de agua y las beatifica con las infinitas reliquias de cuerpos de mártires que en ellas tuvieron sepultura; por sus puentes, que parece que se están mirando unas a otras, y por sus calles, que con sólo el nombre cobran autoridad sobre todas las de las otras ciudades del mundo: la vía Apia, la Flaminia, la Julia, con otras de este jaez. Pues no le admiraba menos la división de sus montes dentro de sí misma: el Celio, el Quirinal y el Vaticano, con los otros cuatro, cuyos nombres manifiestan la grandeza y majestad romana.
(El licenciado Vidriera, Miguel de Cervantes Saavedra)

Que ver

 Palazzo Colonna
Galleria di Palazzo Colonna foto de Salkio Wikimedia Commons

Galleria di Palazzo Colonna (foto: Salkio, Wikimedia Commons)

Dirección:
Piazza SS. Apostoli, 66 | Roma
Teléfono: +39 06 6784350
web

Nuestras propuestas:

(texto por Cinzia Cortese, roman-gateway.com)
El Palacio Colonna fue construido en el siglo XIII sobre los restos de un antiguo templo romano y recibió su nombre de la familia Colonna, pues ha visto pasar a más de veinte generaciones de dicha familia, de hecho ya en el siglo XIII vivieron aquí los cardenales Giovanni y Giacomo Colonna.
En las austeras salas del Palacio el Papa Martino V planificó y llevó a cabo en diez años un extenso programa de renacimiento cultural, urbano y administrativo de la ciudad de Roma, que se encontraba en condiciones ruinosas tras el tormentoso periodo del cautiverio de Aviñón y del cisma de Occidente.
Durante el siglo XVII, el Palacio asumió la fisonomía de un gran palacio barroco. A esta época se remonta la construcción de la espléndida y majestuosa Galería Colonna, que se asoma a lo largo de 76 metros; auténtica joya del Barroco romano, reune los apartamentos más representativos y de mayor valor artístico del Palacio, que albergan la Colección Artística de la familia, notificada y vinculada mediante el fideicomiso del siglo XIX, en la que se pueden admirar obras maestras de excelencia absoluta realizadas por artistas de relieve italianos y extranjeros entre los siglos XV y XVI.
En la boveda de la Galería se encuentra representada  la famosa Batalla de Lepanto, durante la cual se enfrentaron  la armada del Imperio otomano contra la coalición católica, llamada Liga Santa, formada por el Reino de España, los Estados Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Savoia. Los católicos, liderados por Juan de Austria, resultaron vencedores, y se salvaron solo treinta galeras otomanas. Se frenó así el expansionismo otomano en el Mediterráneo oriental durante algunas décadas y se provocó que los corsarios aliados de los otomanos abandonaran sus ataques y expansiones hacia el Mediterráneo occidental. En esta batalla participó Miguel de Cervantes, que resultó herido y perdió la movilidad de su mano izquierda, lo que le valió el sobrenombre de «manco de Lepanto». Este escritor, que estaba muy orgulloso de haber combatido allí, la calificó como «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros». También introdujo la historia en el Quijote, a través de la narración del cautivo.
Sobre la puertas de la dicha galeria encontramos los blasones militares y escudos grabados de la familia, armaduras y estandartes. En la Gran Galería, frente a los ventanales que miran a los jardines podemos encontrar una hilera de gigantes lámparas de cristal de Murano las cuales se reflejan en los espejos que se encuentran a uno y otro lado de las paredes y en el centro, enormes mesas son sostenidas por esclavos turcos esculpidos en mármol.
En la pequeña rampa de las escaleras, que baja hacia la Sala Grande podemos encontrar una bala de cañón, que llegó exactamente a ese lugar en 1849, durante el período de la República Romana. Fue disparada desde el Gianicolo por el ejército francés, a las ordenes del General Oudinot, que había entrado desde Porta San Pancrazio para socorrer al Papa Pío IX de los rebeldes republicanos.
Una anécdota que hace aún más peculiar si cabe este emblemático lugar, es la de la celebración de la conferencia de prensa que protagonizaron la actriz Audrey Hepburn, famosa por su belleza, elegancia y sencillez, junto al actor Gregory Peck,  con motivo del rodaje en 1953 de la película Vacaciones en Roma (Roman Holiday).

 Coliseo y Foros Imperiales

Direcciónes:

Coliseo / Piazza del Colosseo, 1, 00184 Roma

Foro / Via della Salara Vecchia, 5/6, 00186 Roma

Nuestras propuestas:

Coliseo

Símbolo de Roma el Coliseo, o Anfiteatro Flavio, fue hecho construir a partir del 72 d.C. por el emperador Cesare Vespasiano Augusto, de la dinastía Flavia; Coliseo fue su nombre posterior, dado por la cercanía de una gran estatua llamada el Coloso de Nerón, hoy no más existente. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno, el 7 de julio de 2007.
Durante el Imperio Romano, y a lo largo de 500 años, en el Anfiteatro Flavio se disfrutó de los espectáculos preferidos por el pueblo: muestras de animales exóticos, ejecuciones, recreaciones de batallas y peleas de gladiadores. Luego, y a partir del siglo VI, estas actividades se acabaron por diferentes causas y a lo largo de la historia el Coliseo terminó por ser utilizado como almacén, iglesia, cementerio, ecc.

Foro Romano
El Foro Romano (en latín, Forum Romanum) era la zona central de la ciudad, donde se desarrollaba su vida administrativa, pública y religiosa.
En origen era un terreno pantanoso, y fueron los Tarquinos que lo drenaron en el siglo VI a.C. mediante la Cloaca Máxima, uno de los primeros sistemas de alcantarillado del mundo.

 Domus Aurea
Domus Aurea en Roma foto de Matthias Kabel Wikimedia Commons

Domus Aurea en Roma, foto: Matthias Kabel Wikimedia Commons

Dirección:
Via della Domus Aurea, 1

La Domus Aurea fue la grandiosa casa hecha construir por el emperador Nerón a partir del año 64, después de un enorme incendio que destruyó una gran parte de la ciudad en el territorio incluido entre las colinas del Palatino y del Esquilino.
 Se quedó inacabada a la muerte del emperador, dañada por el incendio del 104 y cubierta con escombros por orden del emperador Trajano, que aquí puso sus termas.
Fue durante el Renacimiento que, a través de una hendidura, se descubrió el tesoro de pinturas y piedras preciosas que decoraban las salas y que por no entrar en contacto con el aire se habían quedado muy bien conservadas. Estas obras de arte impresionaron muchos artistas de la época, que captaron y fueron inspirados por su estilo (el motivo de los grotescos es un ejemplo). Hoy en día la restauración sigue y está ya posible gozar de una buena parte de la Domus.

 Las Termas de Roma

Las Termas de Caracalla en Roma

Las termas, con funciones parecidas a las de la actualidad, eran construcciones públicas edificadas en varios lugares de la ciudad a partir de la época de Augusto, en el siglo II a.C. Representaron uno de los principales puntos de encuentro de los ciudadanos, lugares tanto para socializar que para relajarse, accesibles también por los más pobres, como que la entrada era gratuita o casi..
Sus actividades siguieron hasta el siglo VI, cuando los acueductos que las alimentaban fueron cortados. En el siglo I a.C. se contaban a Roma 170 termas, censadas por el emperador Agrippa.

Direcciónes:
Termas de Agrippa / Via dell’Arco della Ciambella, 8
Termas de Nerone o Alessandro Severo / Via di S. Eustachio, 18
Termas de Tito / Via delle Terme di Tito, Via Nicola Salvi
Termas de Traiano / Via delle Terme di Traiano, 1
Termas Elenianas / Piazza di S. Croce in Gerusalemme, 7
Termas de Caracalla
/ Viale delle Terme di Caracalla
Termas de Decio / Via Santa Melania, 15
Termas de Diocleziano
/ Via Montebello

 Pantheon

Pantheon en Roma foto de Richjheath Wikimedia commons

Dirección:
Piazza della Rotonda

El Panteón actual es un templo erigido por Adriano entre el 118 y el 125 d.C. sobre las ruinas del antiguo templo dedicado a todos los dioses y hecho construir por el console Agripa, prefecto de Augusto, destruido en 80 d.C. a causa de un incendio. El homenaje al antiguo edificio está representado en la inscripción que queda en la fachada: “Marco Agrippa lo construyó, hijo de Lucio, cónsul por la tercera vez”.
Muchas son las historias relacionadas al Panteón, pero a pesar de todas ellas lo que más impresiona del edificio es su capolavoro de arquitectura y ingeniería: el diámetro interior de la cúpula corresponde exactamente a la altura del templo, y alargando idealmente la combadura de la vez se consigue una sfera perfecta.

 El Tiber y sus Puentes

Puentes de Roma

Nuestras propuestas:

Recorridos por el Tiber y sus Puentes

Al río Tiber se enlazó gran parte de la vida de la antigua Roma, cuando fue via de comunicación y el más importante recurso de la ciudad.
Su puentes fueron construidos cuando Roma se adueñó establemente de la ribera izquierda del río: terminado el riesgo de que pudieran ser utilizados por los enemigos se empezaron a erigir, en primer lugar en madera y luego en piedra. Fueron los Pontífices los mayores constructores, incrementando todavía el carácter sagrado del Tiber. El espectáculo del Puente San Angelo y del Puente Sisto se juntan hoy con algunos de los más modernos, como el Puente de Hierro (conocido también como Puente de la Industria) cerca de la via Ostiense, o contemporáneos, como el reciente Puente de la Musica suspendido entre el Lungotevere Cadorna y el Lungotevere Flaminio.

 Via Giulia

Nuestras propuestas:

Via Giulia se empezó a construir por voluntad del papa Julio II en 1508, con el objetivo de abrir una nueva calle en el centro de la ciudad y en el recorrido de los peregrinos que llegaban a la Ciudad Santa por la Via Aurelia y el Barrio de Trastevere.
Se convirtió en la calle más de moda con los nuevos edificios de comerciantes y banqueros y con la presencia de la comunidad florentina, hasta que Julio II murió y la calle perdió mucho de su pasado esplendor. En 1540 Miguel Ángel elaboró el proyecto de los jardines del Palazzo Farnese que debían unirse con un puente a la Villa dei Farnese, en la otra orilla del río, la Villa Farnesina. El elegante arco que cubre la Via Giulia pertenece a este proyecto, que pero nunca fue realizado. Actualmente Via Giulia es una de las calles más lujosas de Roma que une el Ponte Sisto, construido por órdenes del Papa Sixto IV e inaugurado en 1475, a la iglesia de San Giovanni dei Fiorentini, y discurre paralela al curso del Tíber.

 Via Appia Antica y su Parque

La Vía Appia fue una de las más importantes calzadas de la antigua Roma, que unía la ciudad con Brindisi, el más importante puerto comercial con el Mediterráneo oriental y Oriente Medio. Fue ejemplo para todos los caminos romanos subsecuentes, convirtiéndose en el mismo símbolo de la república.
En el trato que cruza la ciudad de Roma la Via Appia guarda su piso y muchos importantes monumentos, además de ser un lugar de encanto para paseos y recorridos en la naturaleza.

 San Pietro y el Vaticano

La basílica papal de San Pedro es considerada como uno de los lugares más sagrados del catolicismo, y cuenta con el mayor espacio interior de una iglesia cristiana en el mundo.
Hace parte además del Recorrido de las siete iglesias de la ciudad de Roma que se deben visitar en el peregrinaje para alcanzar la indulgencia plenaria.
Según la tradición católica la basílica se encuentra situada sobre el lugar de entierro de san Pedro, y en este mismo sitio han existido iglesias desde el siglo IV. La construcción actual comenzó en 1506 por orden del papa Julio II, y finalizó en 1626.6 En ella trabajaron algunos de los arquitectos más renombrados de la historia, como Donato Bramante, Miguel Ángel o Bernini.

 Las sietes colinas de Roma
Aventino Roma foto de Lalupa Wikimedia Commons

Aventino Roma, foto de Lalupa Wikimedia Commons

Las siete colinas de Roma son una serie de promontorios que se sitúanos al este del río Tíber, y que representan todavía el corazón de esta grande ciudad y sus barrios más populares.
Las siete colinas son:
• El Aventino (Collis Aventinus), (47 metros de alto)
• El Capitolino (Capitolinus, que tenía dos crestas: el Arx y el Capitolium), (50 metros de alto).
• El Celio (Caelius, cuya extensión oriental se llamaba Caeliolus), (50 metros de alto).
• El Esquilino (Esquilinus, que tenía tres cimas: el Cispius, el Fagutalis y el Oppius), (64 metros de alto).
• El monte Palatino (Collis Palatinus, cuyas tres cimas eran: el Cermalus o Germalus, el Palatium y el Velia), (51 metros de alto).
• El Quirinal (Quirinalis, que tenía tres picos: el Latiaris, el Mucialis o Sanqualis, y el Salutaris), (61 metros de alto).
• El Viminal (Viminalis), (60 metros de alto).
Tradicionalmente, se cree que la ciudad original fue fundada por Rómulo y Remo sobre el monte Palatino (Collis Palatinus).

 La ruta de las siete Basilicas
Antoine Lafréry, Le sette chiese di Roma. Anno Santo 1575.

Antoine Lafréry, Las siete iglesias de Roma, año 1575.

San Pedro del Vaticano (s. XVI)
San Pablo Extramuros (s. IV)
Catacumbas de San Sebastián (s. IV)
San Juan de Letrán (s. IV)
Santa Cruz de Jerusalén (s. III)
San Lorenzo (s. IV)
Santa María la Mayor (s. IV)

Nuestras propuestas:

El peregrinaje de las siete iglesias de Roma es un recorrido por unos de los más antiguos y representativos santuarios de la ciudad, pero también por testimonios históricos de los primeros Cristianos, a través de las numerosas Catacumbas que se cruzan en el camino. Es una peregrinación urbana del 25km, que una vez acabada hace lograr la indulgencia plenaria. El numero siete fue seguramente elegido por su valor simbolico de plenitud y realización.
Las primeras noticias de este culto son del siglo VII, pero es desde el siglo XIV que se habla de él más oficialmente. En 1540, San Filippo Neri dio a el recorrido una nueva imagen religiosa en linea con la Contrarreforma. Hoy en día la ruta se realiza dos veces al año, en dos días.

 Monte Testaccio
Testaccio Monte dei cocci a Roma foto de Lalupa Wikimedia Commons

Testaccio, Monte dei cocci, Roma (foto: Lalupa, Wikimedia Commons)

¿Soy yo, por ventura, el monte Testacho de Roma, para que me tiréis tantos tiestos y tejas?
(El licenciado Vidriera, Miguel de Cervantes Saavedra)

El Monte Testaccio o Monte dei Cocci es una colina artificial construida entre los siglos I y III d. C. por restos de alrededor de 53 millones de ánforas rotas; sobre todo de aceite de olivaprocedentes de lugares como la Bética (aproximadamente el 80 % del total) o la Tripolitania (el 17 %). Las ánforas llegaban al puerto de Roma y allí se vaciaba su contenido y se rompían en pedazos, llevando los restos al monte Testaccio. No era rentable lavar los recipientes y enviarlos de vuelta a la Bética y otras regiones. Las excavaciones arqueológicas indican que la colina fue una estructura llevada a cabo de manera disciplinada, elevada por terrazas con muros de retención también hechos de trozos de cerámica.

 El Tiber y sus Puentes

Puentes de Roma

Nuestras propuestas:

Recorridos por el Tiber y sus Puentes

Hacer al Tíber vimos blanca raya
dentro del mar, habiendo ya pasado
la ancha, romana y peligrosa playa.
(Viaje del Parnaso, III)

Al río Tiber se enlazó gran parte de la vida de la antigua Roma, cuando fue via de comunicación y el más importante recurso de la ciudad.
Su puentes fueron construidos cuando Roma se adueñó establemente de la ribera izquierda del río: terminado el riesgo de que pudieran ser utilizados por los enemigos se empezaron a erigir, en primer lugar en madera y luego en piedra. Fueron los Pontífices los mayores constructores, incrementando todavía el carácter sagrado del Tiber. El espectáculo del Puente San Angelo y del Puente Sisto se juntan hoy con algunos de los más modernos, como el Puente de Hierro (conocido también como Puente de la Industria) cerca de la via Ostiense, o contemporáneos, como el reciente Puente de la Musica suspendido entre el Lungotevere Cadorna y el Lungotevere Flaminio.

 Porta del Popolo
Porta del Popolo por Giuseppe Vasi (1747) Wikimedia Commons

Porta del Popolo por Giuseppe Vasi (1747) -Wikimedia Commons

Dirección:
Piazzale Flaminio

Rogole Periandro que le repitiesse; hizolo assi, alabaronsele mucho, baxaron del recuesto, passaron por los prados de Madama, entraron en Roma por la puerta del Populo188, besando primero vna y muchas vezes los vmbrales y margenes de la entrada de la ciudad santa…
(Los trabajos de Persiles y Sigismunda IV, 3, Miguel de Cervantes Saavedra)

Por la que hoy llamamos la Puerta del Popolo, probablemente en relación a la cercana iglesia de Santa Maria del Popolo, salía y sale la Vía Flaminia, que le dio su antiguo nombre. Hizo parte de las murallas aurelianas de Roma y desde su primeros tiempos, más que tener papel de defensa, fue lugar de acceso a la ciudad para muchos visitantes.
Una importante reconstrucción es la que occurió en el siglo XVI, por la importancia que en esa época la puerta había nuevamente adquirido desde el punto de vista del tráfico urbano proveniente del norte. Pio IV encargó la fachada exterior de la puerta a Michelangelo, aunque él transfirió el encargo a Nanni di Baccio Bigio, que la realizó entre 1562 y 1565, mientras la interior fue encargada por el papa Alejandro VII (1655) a Gian Lorenzo Bernini (1655).
El aspecto actual de la Puerta del Popolo se debe a la obra de 1887. Para hacer frente a las mayores exigencias del tráfico urbano se abrieron otros dos arcos laterales, para cuya realización había sido necesario, ya en 1879, demoler las torres que flanqueaban la puerta. Con ocasión de esas obras (que costaron 300 000 liras) salieron a la luz restos particularmente importantes para la reconstrucción histórica de la puerta, relativos a la antigua estructura de época aureliana y a las torres cilíndricas.

 Santa Maria del Popolo
Santa Maria del Popolo - Roma foto di Gobbler Wikimedia Commons

Santa Maria del Popolo – Roma (foto de: Gobbler, Wikimedia Commons)

Dirección:
Piazza del Popolo

Apenas entraron las francesas damas en la ciudad, cuando se llevaron tras sí los ojos de casi todo el pueblo, que, por ser día de estación, estaba llena aquella calle de Nuestra Señora del Pópulo de infinita gente…
(Los trabajos de Persiles y Sigismunda IV, 3, Miguel de Cervantes Saavedra)

La iglesia de Santa Maria del Popolo se encuentra adyacente a la antigua Puerta Flaminia, hoy Puerta del Popolo.
Según la tradición aquí fue enterrado el emperador Neron, y fue en 1099 que papa Pasquale II empezó en este mismo lugar la construcción de una capilla para celebrar la liberación del Santo Sepulcro por los cruzados, aunque la leyenda cuenta que la Virgen apareció en sueño al papa para decirle de construir una capilla justo dónde fue enterrado el funesto emperador, cuya fantasma infestaba la zona.
Después de otras intervenciones en los siglos XIII y XIV, la iglesia fue completamente reconstruida por orden de Papa Sisto IV della Rovere en la segunda mitad del siglo XV, convirtiéndose a una de las primeras iglesias renacentistas. Bramante realizó el coro absidato, mientras Raffaello se dedicó al proyecto de la Capilla Chigi; Bernardino de Betto, llamado el “Pinturicchio”, decoró muchas Capillas de Santa Maria del Popolo hasta culminar su obra en el espectacular fresco del presbiterio.
Papa Alessandro VII Chigi, en el siglo XVII, encargó Gian Lorenzo Bernini de algunas reformas, y el arquitecto modificó en parte la original estructura renacentista de la iglesia.
El nuevo proyecto de Piazza del Popolo de Giuseppe Valadier, al principio del siglo XIX, hizo destruir el monasterio agregado a la iglesia para ampliar el espacio de la plaza.
Destacan en Santa Maria del Popolo la Capilla Chigi, dibujada por Raffaello entre 1513 y 1514 y restaurada por Bernini entre 1652 y 1656 y la Capilla Cerasi, con La Crucifixión de San Pietro (1601) y La Conversión de San Paolo (1600-1601) de Caravaggio.

 Arco de Portugal (ahora desaprecido)

Arco de Portugal Roma

Dirección:
Via del Corso, cuando cruza Via in Lucina

Con esto pasaron adelante, y a la entrada de la ciudad vieron los judíos a Manasés, su compañero, y con él al criado de Croriano, por donde vinieron en conocimiento que la posada que los judíos habían pintado era la rica de Manasés; y así, alegres y contentos, guiaron a nuestros peregrinos, que estaba junto al arco de Portugal.
(Los trabajos de Persiles y Sigismunda IV, 4, Miguel de Cervantes Saavedra)

El Arco de Portugal se encontraba en la via Lata (la actual Via del Corso), y debe su nombre al palacio del embajador de Portugal (Palazzo Fiano), a lo que estaba apoyado.
Su datación es controvertida, pero parece remontar a la edad del emperador Aureliano, cuando podía constituir uno de los accesos monumentales a su Tempio del Sol. Fue demolido en 1662 y unos de los paneles decorativos fueron trasladados en el Palazzo dei Conservatori (hoy Musei Capitolini).

 Torre di Nona y Via dei Coronari

Via dei Coronari en Roma

El área incluida entre la Via dei Coronari (calle de los Coronarios) y el Tevere fue llamada Tor di Nona por el nombre de una antigua torre medieval. Desde los primeros anos del siglo XV la torre sirvió de prison, famosa por su celdas terribles y una habitación de tortura.
Cuando en 1650 fueron edificadas las nuevas prisiones en la Via Giulia Tor di Nona fue convertido en teatro. Hoy en día, tanto del teatro que de la torre, solo queda el nombre de la calle a la orilla del río.
Via dei Coronari es una de las más famosas calles del barrio de Tor di Nona, y talla a lo largo de la parte más septentrional de Puente. Se llamó antiguamente Calle Recta (1475), porque representaba el acceso mas simple a la Basilica de San Pietro por parte de los peregrinos que llegaban a la ciudad. Su nombre actual se debe a los vendedores de coronas o rosarios, coronarios, qué se agolparon a lo largo de esta calle hasta el siglo XIX, mientras ahora es famosa por sus numerosos anticuarios. En ambos los lados de esta preciosa calle se encuentran todavía muchos edificios de los siglos XVI y XVII.

Via del Pellegrino

Via del Pellegrino se encuentra sobre la directora hacia S. Pietro desde Campo de’ Fiori, y fue una calle recorrida continuamente por los peregrinos que llegaban antiguamente a la Ciudad Santa. En el siglo XV sufrió una importante reforma por voluntad del papa Alessandro VI, que quizo ampliar muchas estrechas calles de la ciudad.
Hoy en día es una calle de muchos restaurantes e interesantes tiendas.

 Via dei Banchi Vecchi
Via dei Banchi Vecchi en Roma foto de Lalupa Wikimedia Commons

Via dei Banchi Vecchi en Roma (foto: Lalupa, Wikimedia Commons)

Y sucedio que, passando un dia por una calle que se llama Bancos, vieron en una pared bella un retrato entero de pies a cabeza de una mujer que tenia una corona en la cabeza, aunque partida por medio la corona, y a los pies un mundo, sobre el qual estaba puesta, y apenas la hubieran visto, quando conocieron ser el rostro de Auristela, tan al vivo dibujado, que no les puso en duda de conocerla.
(Los trabajos de Persiles y Sigismunda, Miguel de Cervantes Saavedra)

La zona de los “Bancos” se extiende desde la Via dei Banchi Vecchi a la actual Via Dei Banchi Nuovi y a la Via del Banco di S. Spirito. El nombre se refirió antiguamente a los bancos dónde comerciantes, banqueros, notarios, escribanos y mercantes de cada género ejercieron sus trabajos, explotando la cercanía de la Basílica de S. Pietro y del puente S. Angelo, incesantemente frecuentados por los peregrinos.
Los “Bancos Viejos” fue el nombre dado a esta calle cuando la Casa de Moneda Pontificia se movió de aquí y el hecho indujo los banqueros florentinos a trasladar sus despachos de cambio cerca de la nueva sede.

 La ruta de las siete Basilicas
Antoine Lafréry, Le sette chiese di Roma. Anno Santo 1575.

Antoine Lafréry, Las siete iglesias de Roma, año 1575.

San Pedro del Vaticano (s. XVI)
San Pablo Extramuros (s. IV)
Catacumbas de San Sebastián (s. IV)
San Juan de Letrán (s. IV)
Santa Cruz de Jerusalén (s. III)
San Lorenzo (s. IV)
Santa María la Mayor (s. IV)

Nuestras propuestas:

El peregrinaje de las siete iglesias de Roma es un recorrido por unos de los más antiguos y representativos santuarios de la ciudad, pero también por testimonios históricos de los primeros Cristianos, a través de las numerosas Catacumbas que se cruzan en el camino. Es una peregrinación urbana del 25km, que una vez acabada hace lograr la indulgencia plenaria. El numero siete fue seguramente elegido por su valor simbolico de plenitud y realización.
Las primeras noticias de este culto son del siglo VII, pero es desde el siglo XIV que se habla de él más oficialmente. En 1540, San Filippo Neri dio a el recorrido una nueva imagen religiosa en linea con la Contrarreforma. Hoy en día la ruta se realiza dos veces al año, en dos días.

Visitas guiadas


Cervantes en la ciudad eterna, un viajero de excepción en la Roma siglo XVI

por Barbara Nacinelli

  • 260€ (4 horas)

  • italiano, inglés

Puente Sisto en Roma

Un recorrido a través del tiempo, para descubrir la ciudad eterna tal como tuvo que aparecerle al gran escritor español. El itinerario empieza en la Piazza del Popolo, antigua entrada a la ciudad, pasa por Via del Corso, via del Babuino, para cruzar luego los lugares frecuentados por los españoles en Roma. Con la ayuda de antiguas prensas, mapas y pinturas de la época, hallaremos los escenarios que encantaron a Cervantes, aquellos perdidos y aquellos que todavía existen. El autor del Quijote estuvo en Roma con el Cardinal Acquaviva, entonces abogado del tribunal apostólico, y pues el itinerario nos lleva también al edificio de la Cancelleria, que hoy en día sigue siendo la sede del tribunal de la Sacra Rota. Entre iglesias españolas y rincones de Roma quedados intactos por siglos, llegamos a Via Giulia y acabamos en puente Sisto, para asomarnos al Tíber con una espléndida vista hacia San Pietro.
Desde Puente Sisto, si se quiere, se puede decidir continuar hasta el Gianicolo, para gozar un panorama completo de Roma, y hasta la iglesia de San Pietro en Montorio, ella también española, dónde según la tradición fue crucifijo San Pietro.

Itinerario: Piazza del Popolo, via del Corso, via del Babuino, Piazza di Spagna, Iglesia de la Santísima Trinidad de los españoles, Castel Sant’Angelo, Piazza Navona y la Iglesia de los españoles, el edificio de la Cancelleria, Campo de’ Fiori, Piazza Farnese, Iglesia de Santa Maria en Monserrato de los españoles, Via Giulia.

reserva ahora

Peregrinos del siglo XXI

por A friend in Rome

  • 385€ (7 horas) + alquiler bici + entradas

  • italiano, inglés, español

Camino de las siete Iglesias

Los peregrinos contemporáneos no llegan a Roma caminando durante meses por caminos arriesgados, pero pueden experimentar un día completo de ciclismo siguiendo los pasos de miles y miles de fieles cristianos. El itinerario abarca el antiguo camino de peregrinación creado por San Felipe Neri en el siglo XVI y llamado el recorrido de las Siete Iglesias. No sólo las cuatro basílicas principales, sino también las interesantes San Lorenzo fuera de los muros (una de las iglesias más antiguas de Roma), San Sebastiano a lo largo de la vía Appia, donde los restos de San Pedro y San Pablo fueron enterrados por un tiempo para escapar profanaciones, y finalmente la Basilica de la Santa Cruz.
Este itinerario está recomendado por bicicletas eléctricas (25 km).

reserva ahora

Ostia Antigua

por A friend in Rome

  • 245€ (4 horas) + tren desde Roma (3€ ida y vuelta)

  • italiano, inglés, español

Antigua Ciudad de Ostia

Ostia es el destino perfecto para revivir la vida cotidiana de una antigua ciudad romana, donde se puede llegar en 40′ por una conexión de tren barato. Se revelará el escenario inesperado de una ciudad mercante, el gran puerto de la capital de un imperio. Los baños, un rico teatro, un increíble mosaico pavimentado, la plaza, los templos, los santuarios de Mitra y una sinagoga, mansiones y pisos, tabernas antiguas, tiendas e incluso una tintorería: ¡Todo esto y mucho más os ayudará a entender cómo era la vida hace 2000 años!
Este itinerario es un recorrido a pie de aproximadamente 4 horas incluyendo el viaje en tren local desde Roma.

reserva ahora

Pedaleando por la via Appia

por A friend in Rome

  • 245€ + alquiler de bicicletas (12.50€ por bicicleta, 25€ por bicicleta eléctrica)

  • italiano, inglés, español

Via Appia Antica

Una excursión en bicicleta por la “Reina de las Calles” os dará la oportunidad de admirar las Murallas de la Antigua Roma, unas encantadoras huellas del pasado y interesantes Catacumbas Cristianas que datan del siglo IV. La zona es adecuada para aprender sobre la antigua concepción de la muerte (y las diferencias entre paganos y cristianos), y también sobre la increíble habilidad de los antiguos romanos como ingenieros y constructores. ¡Pero sobre todo este es uno de los caminos evocadores más pintorescos de la ciudad!

Este itinerario se recomienda en bicicleta (es posible alquilar bicicletas eléctricas) por 4 horas incluyendo. Con los niños recomendamos un viaje más corto a partir de la tercera milla de la Via Appia.

reserva ahora

Un día en el Palacio (Colonna): arte y poder

por Luca Romano

  • 160€ (2,5 horas tour privado)

  • entradas no incluidas

  • italiano, inglés, español

Palacio Colonna en Roma

La familia Colonna es una de las pocas antiguas familias nobles de Roma que ha sobrevivido con su Palacios, fortunas y asombrosas colecciones de arte: Palacio Colonna, en el corazón del centro histórico de Roma, es una de las maravillas menos conocidas de la ciudad.
Déjame guiarte a través de su colosal asiento familiar y sus tesoros artísticos, incluyendo obras maestras de Rubens, Tintoretto, Veronese, Guercino, Bruegel y Bernini. Pasearemos por los apartamentos reales decorados con magníficos tapices, muebles antiguos y frescos coloridos, oyendo historias y anécdotas sobre la familia: cómo Marcantonio II, comandante de la flota papal, logró su icónica victoria sobre los turcos salvando a Europa de una invasión segura, cómo la princesa Vittoria encantó al viejo Miguel Ángel, cómo Isabelle salvó a la princesa nazi.

reserva ahora

Tour por la Roma clasica

por Joy of Rome

  • Desde 60€/persona
    El coste de los billetes no es incluido en el precio del tour.

  • inglés

Foro Romano

¡En el tour del Coliseo y Foro Romano tendréis una guía local y elegida por vosotros y gracias a ella lograréis imaginar a vendedores que regatean sus mercancías y los políticos que hablan a la muchedumbre, jueces emitiendo sentencias para los criminales y maestros rodeados por sus estudiantes! Delante de los templos casi podréis sentir a los sacerdotes que ruegan a los dioses paganos o predicen el futuro, pero atentos a los pillos que escapan después de haber atracado a alguien justo cerca de dónde decenas de esclavos desnudos, en línea, esperan de ser comprados. ¡Dejad inspiraros por la belleza de las más importantes huellas del pasado!

reserva ahora

Alojamientos, restaurantes, tiendas y actividades


Hotel Santa Chiara

Via di S. Chiara, 21 | Roma
tel. +39 06 6872979
web

  • edificio historico

  • esmerada restauración

  • conocimiento del territorio

  • español, ingles, italiano

  • 80-120€

reserva ahora

Saber más

Don Quijote no viajó a Roma, pero la citó

Al emperador Adriano le sirvió de sepultura un castillo tan grande como una buena aldea, a quien llamaron moles Hadriani, que agora es el castillo de Santángel en Roma.
(Don Quijote II, 8)

Los sepulcros de los gentiles fueron por la mayor parte suntuosos templos: las cenizas del cuerpo de Julio César se pusieron sobre una pirámide de piedra de desmesurada grandeza, a quien hoy llaman en Roma «la aguja de San Pedro».
(Don Quijote II, 8)

También alude a esto lo que sucedió al grande emperador Carlo Quinto con un caballero en Roma. Quiso ver el Emperador aquel famoso templo de la Rotunda que en la antigüedad se llamó el templo de todos los dioses, y ahora con mejor vocación se llama de todos los santos, y es el edificio que más entero ha quedado de los que alzó la gentilidad en Roma, y es el que más conserva la fama de la grandiosidad y magnificencia de sus fundadores: él es de hechura de una media naranja grandísimo en estremo, y está muy claro, sin entrarle otra luz que la que le concede una ventana, o, por mejor decir, claraboya redonda, que está en su cima; desde la cual mirando el Emperador el edificio, estaba con él y a su lado un caballero romano, declarándole los primores y sutilezas de aquella gran máquina y memorable arquitetura; y habiéndose quitado de la claraboya, dijo al Emperador: «Mil veces, Sacra Majestad, me vino deseo de abrazarme con vuestra majestad y arrojarme de aquella claraboya abajo, por dejar de mí fama eterna en el mundo». «Yo os agradezco —respondió el Emperador— el no haber puesto tan mal pensamiento en efeto, y de aquí adelante no os pondré yo en ocasión que volváis a hacer prueba de vuestra lealtad; y, así, os mando que jamás me habléis, ni estéis donde yo estuviere.
(Don Quijote II, 8)

—No hagas tal —respondió don Quijote— y acuérdate del verdadero cuento del licenciado Torralba, a quien llevaron los diablos en volandas por el aire caballero en una caña, cerrados los ojos, y en doce horas llegó a Roma, y se apeó en Torre de Nona, que es una calle de la ciudad, y vio todo el fracaso y asalto y muerte de Borbón, y por la mañana ya estaba de vuelta en Madrid, donde dio cuenta de todo lo que había visto; el cual asimismo dijo que cuando iba por el aire le mandó el diablo que abriese los ojos, y los abrió y se vio tan cerca, a su parecer, del cuerno de la luna, que la pudiera asir con la mano, y que no osó mirar a la tierra, por no desvanecerse. Así que, Sancho, no hay para qué descubrirnos, que el que nos lleva a cargo, él dará cuenta de nosotros; y quizá vamos tomando puntas y subiendo en alto, para dejarnos caer de una sobre el reino de Candaya, como hace el sacre o neblí sobre la garza para cogerla por más que se remonte; y aunque nos parece que no ha media hora que nos partimos del jardín, créeme que debemos de haber hecho gran camino.
(Don Quijote II, 41)

Eugenio de Torralba (1485-1531). Personaje real, procesado por brujo en 1528 por la Inquisición de Cuenca. Según confesó, viajó por el aire a Roma el 6 de mayo de 1527; allí vio el saco por las tropas del Emperador y la muerte del condestable Carlos de Borbón, que las mandaba.

Roma y Cervantes

Biblioteca Corsiniana
Palazzo Corsini
Via della Lungara, 10 | 00165 Roma
tel. +39 06 680271

Existe en la Biblioteca Corsiniana de Roma, un voluminoso manuscrito que, á creer lo que reza la portada, contendría las cartas escritas, desde España, por Mons. Giulio Acquaviva á la Corte Pontificia. Los despachos registrados en este volumen son, sin embargo, ni más ni menos que copias, no muy escrupulosas por cierto, de los contenidos en el primer tomo del « Registro » de Mons. Castagna, á quien, por tanto, corresponde la paternidad de varios documentos que, tomados de esta copia, corren con el nombre de Acquaviva.
(Los despachos de la diplomacia pontificia en España, memoria de una misión oficial en el archivo secreto de la Santa Sede, por D. Ricardo de Hinojosa)

Investigaciones

Cervantes y Roma
de Jean Canavaggio
Université de Paris X- Nanterre

Libros

Cervantes y la corte de Felipe IICervantes y la corte de Felipe II. Escritores en el entorno de Ascanio Colonna (1560-1608)
por Patricia Marín Cepeda
ISBN: 978-84-16335-02-2
Ediciones Polifemo 2015
17 X 24 cm, 528 pp.

Cervantes y la corte de Felipe II. Escritores en el entorno de Ascanio Colonna (1560-1608), publicación financiada con una Ayuda a la edición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, forma parte de la rigurosa colección «La Corte en Europa» del Instituto Universitario homónimo de la Universidad Autónoma de Madrid (IULCE), dirigida por el Dr. José Martínez Millán. …
La atenta lectura del estudio que nos ocupa, dividido en siete capítulos («En los márgenes de Cervantes. Problemas y nuevas perspectivas»; «Entre España e Italia. Relaciones de la Casa Colonna con la corte hispana (1417-1608)»; «El género epistolar y el mecenazgo literario: las cartas inéditas de Ascanio Colonna con escritores españoles»; «“Papel y tinta poco le cuesta”. El papel del escritor como secretario de cartas»; «“El que navega por el golfo insano”. El escritor en el laberinto cortesano»; «“Y a los demás amigos, mil abrazos”. El papel del escritor como amigo y confidente del mecenas»; y «Facciones cortesanas y literatura. En el entorno de La Galatea») y escrito en un atrayente estilo que roza lo novelesco, nos acerca a algunas de las facetas más personales de Cervantes y en menor grado esclarecidas por la crítica como su integración en la vida de la Corte, a través de la reconstrucción y aproximación a la agenda social y al entorno literario más íntimo de Ascanio Colonna, «protector de escritores y de artistas» (p. 17), y personalidad perteneciente a una familia de reputado apellido muy bien y pronto relacionada con la monarquía española, especialmente durante los reinados de Felipe II y Felipe III, hasta su defunción en 1608. (desde la Reseña en Atalanta -Revista de las Letras Barrocas, de María del Rosario Martínez Navarro)

Giulio Acquaviva y Roma
La tumba del Cardenal Giulio Acquaviva (1574) en la Basilica de San Giovanni in Laterano
Monumento del Cardenal Giulio Acquaviva 1574 foto de Sailko Wikimedia Commons

Monumento del Cardenal Giulio Acquaviva, 1574 (foto: Sailko, Wikimedia Commons)

En la pared de la tumba del cardinale Giulio Acquaviva (+1574) hay dos estatuas (de la prudencia y de la temperancia) del escultor Isaia da Pisa (que trabajoó entre 1447 y 1464), que fueron trasladas dal monumento de Chavez.

Roma en el tiempo de Cervantes
Libros

Trattato nuovo delle cose meravigliose dell alma citta di roma di Pietro Martire

Trattato nuovo delle cose maravigliose dell’alma città di Roma
Trattato nuovo delle cose maravigliose dell’alma città di Roma, ornato de molte figure, nel quale si discorre di 300. e piu chiese. Composto da Pietro Martire Felini. Et de tutte le antichità figurate d’essa città, già da Prospero Parisio aumentate, et hora in questa ultima impressione con diligenza corrette. & ampliato sino al pontificato di N. S. Vrbano VIII. por F. Pietro Martire
Roma, 1610

Imagenes

Panorama de Roma por Hartmann Schedel, Weltchronik (Nürnberg 1493), publicado en Wikimedia Commons por Aristeas.

Viaja con Cervantes! Eliges un paquete:

2019-04-03T23:43:06+02:00
DanishDutchEnglishFrenchGermanIcelandicItalianJapaneseNorwegianPortugueseRussianSpanishSwedishTurkish
Tanto nuestros partners como nosotros utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar su contenido, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnologia en nuestra web. Puedes cambiar de opinion y personalizar tu consentimiento siempre que quieras volviendo a esta web. Ok