Napoli

La Napoli de Cervantes es una ciudad teatro de experiencias privadas y públicas, un lugar pintado con muchos matices diferentes a lo largo de toda su obra.

Golfo di Napoli di Peter Bruegel il Vecchio Wikimedia Commons

Guardalo en tus preferidos: 

Y díjeme a mí mismo: «No me engaño;
esta ciudad es Nápoles la ilustre,
que yo pisé sus rúas más de un año;
de Italia gloria, y aun del mundo lustre,
pues de cuantas ciudades él encierra,
ninguna puede haber que así le ilustre:
apacible en la paz, dura en la guerra,
madre de la abundancia y la nobleza,
de elíseos campos y agradable sierra.
(El Viaje del Parnaso, Miguel de Cervantes Saavedra)

y, por ser tiempo de mutación, malo y dañoso para todos los que en él entran o salen de Roma, como hayan caminado por tierra, se fue por mar a Nápoles, donde a la admiración que traía de haber visto a Roma añadió la que le causó ver a Nápoles, ciudad, a su parecer y al de todos cuantos la han visto, la mejor de Europa y aun de todo el mundo.
(El licenciado Vidriera, Miguel de Cervantes Saavedra)

Que ver

A pesar de que el periodo de la dominación española desde 1503 sea una época discutida y a veces oscura de la historia de Italia (que tardó casi 200 años) por el retraso que acumuló parte del sur del país, unos de los Virreyes asignados a gobernar desde Napoli quizo cuidar y evolucionar la ciudad, modificando su urbanistica y realidad hacia darle la cara que todavía reconocemos en ella hoy en día.
El gobierno de Don Pedro de Toledo, por ejemplo, fue caracterizado por su marcado autoritarismo y su fuerte carácter, que llevaron la ciudad a una radical transformación civil y de costumbres, acompañada también por un significativo saneamiento higiénico y urbanistico.
La creación de la via Toledo y del Barrio de los Españoles, destinado a acoger los soldados españoles en la zona cercana al Palacio Real y al Puerto de Napoli, dividirá en dos la ciudad. De una parte se encontraron los nativos, echados a vivir en las áreas prácticamente fuera de las paredes de la ciudad, y de la otra los españoles, los soldados. Entre los dos cerros, abajo, más o menos correspondiente a las zonas hoy conocidas como plaza del Ayuntamiento, la ciudad de los servicios. Sobre todo, Castel Sant’Elmo, fortaleza capaz de mantener el rígido control sobre la artillería, el poblado, el puerto y aquel espejo de mar que es desde siempre el golfo de Nápoles el acceso preferido por los sitiadores (cfr. “https://www.storiacity.it/guide/181-quartieri-spagnoli”).
Don Pedro Alvarez de Toledo pavimentó las principales calles, extendió la muralla que rodeaba la ciudad, fundó el primer Palacio Real, la primera Iglesia de los españoles (San Giacomo) y el Monte de Piedad (1539), anticipación del futuro banco de Nápoles. Además concentró las actividades de la justicia en el Castillo Capuano y construió los hospitales de S. Maria Loreto y S. Caterina.
El prepotente empujón demográfico de esta época favoreció el desarrollo de nuevos núcleos habitados: Mergellina, Vergini, Avvocata, Sant’Antonio, Loreto.

 Palacio Real
Palacio Real en Napoli foto de Miguel Hermoso Cuesta Wikimedia Commons

Palacio Real en Napoli (foto: Miguel Hermoso Cuesta, Wikimedia Commons)

Dirección:
Piazza Plebiscito, Napoli

(fuente: Wikipedia)
El primer Palacio Real en Napoli fue mandado a construir por Pedro Álvarez de Toledo y Zúñiga en 1543. Cuando pero Fernando Ruiz de Castro, conde de Lemos, llegó a la ciudad como virrey, decidió construir un nuevo palacio para honrar la inminente visita del Rey Felipe III de España, que nunca se efectuó. Parece que la intención verdadera del Virrey fuese lograr una nueva residencia para sí mismo, y lo consiguió en una posición que permitía dominar el puerto y facilitar la huida en caso de ataque enemigo. El proyecto se confió a Domenico Fontana, entonces muy conocido y que ostentaba el cargo de ingeniero mayor del Reino.
El nuevo edificio se empezó a edificar en 1600, y el proyecto fue presentado oficialmente 1604 con el título de Dichiarazione del Nuevo Regio Palagio.
El estilo arquitectónico era tardorrenacentista, con patio central y logia interior en el primer piso, adecuando así el proyecto a las exigencias de la época; es decir, a una función de ostentación más que de residencia fortificada. Una amplia plazoleta situada justo delante del palacio era destinada a los desfiles militares y a los eventos públicos. Las obras se desarrollaron da manera regular bajo el mandato del conde de Lemos y el de su hijo y sucesor Francisco Ruiz de Castro, pero se ralentizaron con el virrey Juan Alonso Pimentel de Herrera, conde de Benavente, probablemente a causa de la escasa disponibilidad de recursos tras las guerras y crisis que golpeaban España o, incluso, por una cuestión de honor: los Pimentel mostraron escaso interés por completar una obra empezada por los Ruiz de Castro.
En 1607, tras la muerte de su padre, Giulio Cesare Fontana asumió la dirección de las obras. La edificación del palacio prosiguió con rapidez cuando, en 1610, se nombró virrey a Pedro Fernández de Castro, también hijo de Fernando Ruiz de Castro. En 1616, para incrementar la importancia del palacio, se construyó al final de la Via Toledo, es decir, en el extremo opuesto al solar en el que se estaba construyendo el Palacio Real, la nueva sede de la Universidad, que recibió el nombre de Palazzo degli Studi y sería la futura sede del Museo arqueológico nacional de Nápoles. En 1644 Francesco Antonio Picchiatti preparó los concursos para la decoración de la capilla real, mientras que en 1651, por deseo del virrey Iñigo Vélez de Guevara, conde de Oñate, empezó la construcción de la escalera de honor y de los jardines colgantes con un belvedere con vistas al mar.

Desde 1734, con la llegada de los Borbones, el Palacio fue residencia de los reales y se reformaron tantos los aposentos oficiales cuanto los apartamentos privadas, ampliando el edificio hacia el mar. En 1837, un incendio hizo necesaria una nueva restauración de todo el complejo y las obras, que se concluyeron en 1858, confirieron al palacio su aspecto definitivo. Tras la Unificación italiana, el palacio se convirtió en residencia de los Saboya, hasta que en 1919 Víctor Manuel III cedió el palacio al patrimonio del Estado. Fue entonces cuando se trasladó la Biblioteca Nacional a la zona este del palacio (hacia el Castel Nuovo), mientras que los Apartamentos Reales, con vistas al patio de honor, se conservaron como museo y fueron abiertos al público. Durante la Segunda Guerra Mundial el palacio sufrió daños importantes: la restauración se realizó de 1950 a 1954.

 Barrio de los Españoles
Barrio de los Espanoles en Napoli foto de Jose Luiz Bernardes Ribeiro wikimedia commons

Barrio de los Españoles en Napoli (foto: José Luiz Bernardes Ribeiro, Wikimedia commons)

Este barrio surgió a partir de 1536 a lado de la via Toledo, el gran eje construido por voluntad de don Pedro Alvarez de Toledo (1532-1553). En este laberinto de calles y callejones se alojaban los soldados españoles. Desde su creación, se convirtieron en un lugar con mala fama, debido a la abundante prostitución y criminalidad.

 Via Toledo
Via Toledo Napoli Mister No Wikimedia Commons

Via Toledo en Napoli (foto: Mister No, Wikimedia Commons)

Una de las calles mandadas a construir por don Pedro de Toledo (1532-1553) para mejorar las infraestructuras urbanísticas de la ciudad (hoy en día la más concurrida calle de Napoli). Recomendamos una visita a la estación del metro Toledo, con su decoración extraordinaria y unas obras del artista sudafricano William Kentridge.

 Iglesia de San Giacomo de los Españoles
San Giacomo de los Espanoles en Napoles foto de Lalupa Wikimedia Commons

San Giacomo de los Espanoles en Napoles (foto: Lalupa, Wikimedia Commons)

Dirección:
Piazza Municipio, 29, 80126 Napoli

La Basilica de San Giacomo degli Spagnoli fue fundada en 1540 por voluntad del Virrey don Pedro de Toledo (1532-1553), junta a un hospital destinato a los pobres y dedicado a Santiago, el santo apòstol protector de las Españas.
En 1534 el Virrey había solicitado el Papa Clemente VII a escribir la bula que autorizaba la construcción de la nueva estructura, cuando un más antiguo hospital con anexa iglesia en la plaza delle Corregge, queridos por el mismo papa, se habían quedado insuficientes para la creciente población. Fue el Papa Pablo III, después de la muerte de su predecesor, que empezó la obra bajo la autorización del emperador Carlo V.
La iglesia fue confiada a el arquitecto Ferdinando Manlio, el mismo que había realizado el Palacio de los Virreyes y la reforma di Castel Capuano, y que realizará poco después la calle Toledo.
Desde el año 1741 empezaron a pasar eventos que cambiaron el aspecto de la iglesia, hasta que en 1819 la iglesia perdió definitivamente su aspecto originario. Para llevar a cabo el proyecto del Palacio de los Ministerios Borbónicos decretado por el Rey Ferdinando I fue necesaria la demoliciòn del antiguo Hospital, del Banco de San Giacomo y Vittoria y del Monte de Piedad. La iglesia de San Giacomo degli Spagnoli fue englobada nel nuevo conjunto. El Palacio de los Ministerios Borbónicos es hoy en día sede del Ayuntamiento de Napoli.

Grabado de Napoli de 1572, correspondiente a la ciudad que Cervantes conoció al momento de su llegada. Se reconoce el Barrio de los Españoles a la izquierda, bajo la colina de Castel S. Elmo.
Grabado de Napoli en 1572

 Placa dedicada a Miguel de Cervantes

Dirección:
Calle Miguel de Cervantes

En la Calle Cervantes hay una placa de 1959, que recuerda el cuarto de estar del escritor español a Nápoles: “Esta ciudad es Nápoles ilustre / cuyas calles recorridas más que un año / de Italia ensalza y todavía del mundo brillante / que de cuantas ciudades en si encierra / no hay ninguna que así lo honras: / benigna en la paz y dura en guerra / madre de nobiltude y abundancia / de los Campos Elíseos y de los amenos cuellos. — Miguel Cervantes de Saavedra / del Viaje de la Antología cap.VIII. — En el CCCXLIII aniversario del muerto Nápoles el gran poeta recuerda que en memorables versos exaltó las virtudes y las bellezas de la ciudad partenopea – XXIII abril MCMLIX.”

San Gennaro

fecha: primer sabato de mayo, 19 de septiembre y 16 de deciembre
Eruzione del Vesuvio del 16 dicembre 1631 (Micco Spadaro).San Gennaro nació en Napoli en la segunda mitad del III siglo d.C. Fu obispo de Benevento y decapitado por orden de Diocleciano el 19 septiembre del 305. Durante su ejecución una aristócrata llamada Eusebia pudo recoger su sangre en dos ampollas. Las guardó con mucha veneración hasta que los huesos del santo fueron trasladados desde Pozzuoli a las catacumbas de la ciudad, y fue entonces que Eusebia regaló las reliquias al obispo de Napoli.
La fiesta de San Gennaro, patrono y símbolo de la ciudad, se celebra hoy en Napoli tres veces al año.
El primer sábado de mayo se asiste a la procesión de las reliquias de la Capilla del Tesoro a la Iglesia de Santa Chiara. Esta procesión se conoce también como la de las Estatuas, y en pasado, como la procesión de los Coronados, por las particulares coronas de rosas y flores usados por los sacerdotes hasta el siglo XIX. La reliquia está acompañada por los bustos argénteos de los demás patronos de la ciudad.
El 19 de septiembre es la propia Fiesta del Santo: en esta fecha las dos ampollas de cristal contenentes la sangre soltada y custodidas en una caja fuerte tras el altar de la Capilla del Tesoro de San Gennaro, son exhibidas a los fieles y a las máximas autoridades de la ciudad. A invocar el milagro de la sangre que se derrite son algunas mujeres, llamadas ‘parientes de San Gennaro’, que con antiguo fervor y invocaciones en dialecto tratan de captar la intervención divina. La primera licuefacción de la sangre del santo está fechada 1389, aún según algunos históricos se remonta a los tiempos de Costantino.
El 16 de diciembre es la tercera ocasión del año en la que se repite el milagro: el 16 diciembre del 1631 ocurrió una espantosa erupción del volcán Vesuvio, que después de haber destruido Torre del Greco estuvo a punto de devastar Napoli. El magma llegó a las puertas de la ciudad y fue en aquel momento que la ciudad invocó la ayuda de su santo, el solo capaz de tener a cuida la furia del volcán.
Prelados, nobles y vecinos salieron en procesión con el busto de San Gennaro y las ampollas continentes su sangre. Rezando llegaron hasta el Ponte dei Granili (Ponte della Maddalena), donde ocurrió algo inexplicable: las ampollas fueron levantadas al cielo en dirección del Vesuvio y, en aquel preciso instante, la sangre de San Genaro se derritió y, en milagrosa sincronía, la lava se paró.

Fiesta de la Madonna del Carmine

fecha: 15 de julio

La fiesta del Carmine representa a una de las más antiguas solemnidades religiosas, hecha por tradiciones transmitidas de generaciones en generación. Se celebra el 15 de julio, víspera de la festividad dedicada a la Virgen del Carmelo.
El enfoque de la celebración es el sugestivo incendio del campanario de la basílica del Carmine Mayor (que con su 75 metros de altura es el más alto de la ciudad), acompañado por el sonido de las “tammorre”, uno de los instrumentos más famosos de la tradición musical partenopea, y apagado cuando llega por fin en procesión el cuadro del la Virgen.
El Santuario del Carmine Mayor fue construido en el siglo XIII en un sitio importante por la historia de Napoli: la Plaza del Carmine, junto a la cercana Plaza del Mercado, fueron teatro de ejecuciones capitales, revueltos y traiciones.

Visitas guiadas


Free Walking Tours en Napoli

por Free Walking Tour

  • oferta

  • 2 horas

  • especial para empezar a conocer la ciudad

  • italiano, inglés, español

Free Walking Tours Napoli

Neapolis significa ciudad nueva, y representa el centro histórico y el verdadero corazón de la ciudad moderna. Un recorrido a través de los siglos que cruza los sitios más importantes de la ciudad. Realizarás de encontrarte en una de las ciudades más antiguas y ricas de historia de todo el mundo.
Vamos a visitar: Castel Nuovo (Maschio Angioino), Teatro de San Carlo, la Piazza Plebiscito y el Palacio Real, Via Toledo, el Barrio de los Españoles, Mercado de Pignasecca, Piazza del Gesù, Piazza San Domenico.

reserva ahora

Alojamientos, restaurantes, tiendas y actividades

Saber más

Napoli y Cervantes

Los testimonios de su estancia están limitados en documentos militares, firmados en Napoles, de un sueldo bajo y de un muy pobre subsidio por su por sus méritos de combatiente.
(Ada Croce, Cervantes a Napoli, 1997 | p. 119)

Cervantes a Napoli (italiano)
por Ada Croce
Gli spagnoli e l’Italia, ed. Dario Puccini. Milano, 1997
Libri Scheiwiller

El virreinato de Nápoles en las Novelas ejemplares de Cervantes (español)
por Frederick de Armas
University of Chicago, Dept. of Romance Languages and Literatures 1115 E 58 St. 60637 Chicago, IL, EE.UU. fdearmas@uchicago.edu[Hipogrifo, (issn: 2328-1308), 2.1, 2014, pp. 87-98] fuente: Academia edu

Miguel de Cervantes e Napoli tra esperienza di vita e narrazione letteraria
por Rosalina Nigro
Università degli Studi di Napoli “L’Orientale”

Espejismos y desengaños en la Nápoles virreinal: los Viajes al Parnaso de Cervantes y Cortese
(español) por Donatella Gagliardi
Anales Cervantinos, vol. XLI, pp. 251-265, 2009
ISSN 0569-9878

Fra Italia e Spagna: Napoli crocevia di culture durante il vicereame
(italiano) por Pierre Civil, Antonio Gargano, Matteo Palumbo, Encarnación Sánchez García
Liguori Editore, 2011
páginas 416
ISBN 9788820738471
eISBN: 9788820752187 (ebook)

La Napoli de los Virreyes

La Real Basilica di San Giacomo degli Spagnoli
por Massimo Vicinanza
en Reales Sitios Revista Del Patrimonio Nacional, 1997

Urbanistica de la ciudad

La evolución urbanística de Nápoles
por Robert Podjapolskis

Grabado de Napoli en 1572

Grabado de Napoli en 1572

Viaja con Cervantes! Eliges un paquete:

2019-04-06T16:45:49+02:00
DanishDutchEnglishFrenchGermanIcelandicItalianJapaneseNorwegianPortugueseRussianSpanishSwedishTurkish
Tanto nuestros partners como nosotros utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar su contenido, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnologia en nuestra web. Puedes cambiar de opinion y personalizar tu consentimiento siempre que quieras volviendo a esta web. Ok