En la epoca de Cervantes, lo que hoy conocemos como Región de Murcia tenía un relieve considerable en el mundo de las letras. Posiblemente fueran tres las veces que Cervantes estuvo en Murcia.

El Toboso

Dio priesa a su partida, por llegar presto a ver a sus hijos, y dentro de veinte días ya estaba en Murcia, con cuya llegada se renovaron los gustos, se hicieron las bodas, se contaron las vidas, y los poetas de la ciudad, que hay algunos, y muy buenos, tomaron a cargo celebrar el estraño caso, juntamente con la sin igual belleza de la gitanilla.
La Gitanilla (1613)

Guardalo en tus preferidos: 

Murcia de Cervantes

En época de Cervantes, Murcia tenía posiblemente más fuerza e influencia de la que tiene ahora, y quizá ha tenido nunca, salvo el siglo XVIII que conoció el Conde Floridablanca. En los años de la vida de Cervantes dictaba cátedra de Retórica en el Colegio de San Ildefonso el gran erudito Francisco de Cascales, uno de los más prestigiosos humanistas de la época, quien aparte de las Cartas Filológicas y las Tablas poéticas, ejerció como historiador de la Región. Como también eran murcianos Ambrosio de Salazar, gramático y el poeta Polo de Medina, entre otros. Es decir, lo que hoy conocemos como Región de Murcia tenía un relieve considerable en el mundo de las letras. Posiblemente fueran tres las veces que Cervantes estuvo en Murcia. Sabemos que en Cartagena dos veces, en 1568 y 1581, pero es seguro que también al menos estuvo en Alguazas (no lo habría citado en La Gitanilla, según veremos, si conociera la localidad solo de oídas) y también puede darse como seguro que estaría en la propia ciudad de Murcia donde se resuelve el sorprendente fila de una de esa novela, una de las más celebradas de sus ‘Novelas ejemplares’.

Tres son los lugares en los que la vida y obra de Cervantes se cruza con nuestra Región. La primera ha sido ya muy comentada, pues uno de los elogios del Puerto de Cartagena, al que dedicó estos conocidos y muy versos:

Con esto poco a poco llegué al puerto
a quien los de Cartago dieron nombre,
cerrado a todos vientos y encubierto,
y a cuyo claro y singular renombre
se postran cuantos puertos el mar baña,descubre el sol y ha navegado el hombre.

Suele comentarse con razón que Cervantes reúne en este elogio dos condiciones: la gran genealogía histórica que lo vincula a Cartago, y sus propiedades físicas para la defensa contra los elementos de la Naturaleza y los del virtual el enemigo (pues tal puerto era también un lugar militarmente notable, como lo fue siempre).

Pero se comenta menos algo que conviene tener en cuenta. Cervantes descubre Cartagena en 1568, cuando viaja a Italia en el séquito del cardenal Aquaviva y sin Italia no sería igual toda su obra. Porque el caso es que Cervantes evoca y elogia Cartagena en su ‘Viaje al Parnaso’, posiblemente escrito en 1613 y publicado en 1614. Esto es lo significativo: que Cervantes recuerde Cartagena nada menos que cuarenta y cinco años después de haberla conocido y treinta y dos años después de su última estancia. Lo atribuyo a que seguramente fue feliz en tal estancia y quizá también le sirviera para mirar de nuevo a su viaje a Italia que tanta impronta dejo en su literatura.

La Gitanilla

El segundo lugar cervantino relacionado con nuestra Región tiene que ver con Preciosa, el personaje protagonista de su novela ‘La Gitanilla’, y también con la Carducha, su contralugar, que era otra chica de Alguazas y que en la obra sale peor parada. Preciosa, como se sabe la sitúa Cervantes originaria de Murcia y solamente gitana por el tiempo en que le place a su autor crear uno de esos hermosos equívocos y disfraces del que tanto goza la novella de inspiración italiana. Y también porque el regreso a Murcia de Preciosa le permite en una muy comentada anagnórisis, descubrir a sus verdaderos padres, como si de una novela bizantina o griega se tratase.

Ricote

Aunque a mi juicio el lugar que más fuertemente vincula a Cervantes con Murcia es su morisco Ricote, memorable personaje del ‘Quijote’. Es bastante raro que Cervantes se refiera en su ‘Quijote’ a hechos históricos concretos o lo haga con datos muy definidos. Por tal razón cobra relieve singular que la expulsión de los moriscos del valle de Ricote ocupe bastante espacio en la segunda parte del Quijote, que se editó en 1615, pero que fue redactada en gran parte en 1614. Tanto el capítulo LIV, como el LXIII y LXV, están dedicados al tema. En el capítulo 54 se narra el emocionado encuentro de Sancho con Ricote, el morisco tendero de su lugar, que vuelve a su aldea de incógnito, disfrazado, por no poder hacerlo tras haber sido expulsado y vivir un tiempo en Francia y finalmente en Alemania, donde había recalado.

Es muy importante para entender a Cervantes la fecha de 1614, pues seguramente estaba escribiendo entonces la segunda parte del ‘Quijote’. De hecho, la aparición de Ricote se da en el capítulo 54, bastante avanzada la segunda parte, pero poco después, en el 59, es cuando don Quijote oye hablar de un falso libro que cuenta sus hazañas, del que es personaje don Álvaro de Tarfe. Ese libro que Cervantes mete en su obra para darle un palo, propinado por el propio Álvaro de Tarfe, quien reconoce al de Cervantes como el verdadero don Quijote, es el conocido como Quijote apócrifo, escrito por un tal Alonso Fernández de Avellaneda, y publicado en el año 1614, asimismo. De tal manera que en capítulos muy próximos de su obra se refiere Cervantes a dos hechos de 1614. Eso y que no puede ser casual el nombre elegido para su morisco, al que pone el nombre de Ricote, hizo ver a los especialistas -desde el murciano Diego de Clemencín, el primer anotador completo del Quijote, pero luego otros como Rodríguez Marín, Vicente Llorens y Francisco Márquez Villanueva, máximo especialista en este tema de la obra de Cervantes- que fue la expulsión de los moriscos del valle de Ricote la que espoleó a Cervantes para traer un asunto de calado histórico a su obra. Insisto en que no solía hacerlo y menos con tanto detalle, que le lleva a nombrar en su obra a Bernardino de Velasco Conde de Salazar, quien fue el encargado de llevar a cabo la ejecución de la medida de expulsión.

(fuente: José Maria Pozuelo Yvancosl, La Verdad, lunes, 25 abril 2016)

Plaza Mayor

Medallón del maestro Agustín Casillas con la efigie de Cervantes.

Calle Miguel de Cervantes

En el casco histórico de la ciudad, patrimonio de la Humanidad.

Edificio histórico de la Universidad de Salamanca

En los muros que dan a la calle Benedicto XVI hay una cita de El licenciado vidriera:

Salamanca, que henhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado.

En el mismo lienzo hay la iscripción que recuerda el IV centenario de la publicación del Quijote.

Semana Santa

fecha: abril

Feria de los Sabores de la Tierra del Quijote

fecha: finales de abril y primeros de mayo
Cultura y gastronomía se enlazan en este evento, que se celebra a finales de abril y primeros de mayo, escaparate para los productos más representativos de la tierra del Quijote, aderezado con multitud de actividades para todos los públicos.

Fiesta de Moros y Cristianos

fecha: junio
Desfiles, representaciones y mercado medieval para rememorar una parte de la historia.

Festival Internacional de Folclore

fecha: julio
Grupos de folclore de diversos países comparten bailes y cánticos tradicionales.

Escenarios de Verano

fecha: julio e agosto
La música, el teatro y la danza toman las calles, plazas y rincones más pintorescos.

Festival 7 Lunas, 7 Soles

fecha: agosto
Ritmos de todo el mundo suenan en un espectacular escenario a los pies de los molinos.

Noche del Patrimonio

fecha: agosto
Todos los recursos Turísticos abren sus puertas en una noche mágica, aderezada con otras muchas propuestas.

Fiestas Patronales

fecha: septiembre
En honor a la Virgen del Rosario, incluyen conciertos y actividades ludicas, deportivas, culturales, gastronomicas y taurinas.

El Bautismo de Miguel de Cervantes

fecha: noviembre
En noviembre, Alcázar celebra El Bautismo de Miguel de Cervantes, unas jornadas de divulgación cervantina que se hacen coincidir con la fecha del bautismo del famoso escritor. Ponencias, mercados, teatro, certámenes literarios y las jornadas gastronómicas “Guiso de las Bodas de Camacho” son algunas de las actividades incluidas.

Carnavalcázar

fecha: diciembre
Declarado de Interés Turistico Regional. Murgas, peleles, comparsas y “el obispillo” son algunas de sus señas de identidad.

(fuente: turismoalcazar.es)

 Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan

 Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan

El complejo comprende tres lagunas: La Veguilla, Camino de Villafranca y Las Yeguas. La Veguilla recibe aportes de las aguas depuradas de la EDAR de Alcázar de San Juan, por lo que mantiene agua durante todo el año. Las otras dos tienen carácter semiestacional, dependiendo su nivel del volumen de las precipitaciones y de los aportes derivados desde La Veguilla a través de un canal, por lo que sus características ecológicas actuales difieren de las de la primera. En los caminos que las recorren encontraremos puntos de observación de aves, alternando paisajes salinos y desérticos, que cambian a estepas para después convertirse en prados húmedos. Estos cambios hacen de este espacio protegido por la UNESCO su mayor atractivo.
Este complejo lagunar tiene gran importancia como zona de reproducción y/o invernada de un gran número de aves asociadas a humedales (anátidas, limícolas, flamencos). También son destacables las formaciones vegetales asociadas a los medios salinos (albardinales) y los tarayales. (fuente: turismocastillalamancha.es)

Carretera CM- 4133, s/n, 13600 Alcázar de San Juan, Cdad. Real
tel. +34 926 55 29 68
www.turismoalcazar.es


Rutas del Quijote

Los caminos de la Mancha se hacen caminos de novela en esta red de caminos que cruzan la tierra por donde se desarolló la adventura de Don Quijote.
Descarga el folleto aquí.

Hospedéria Casa de la Torre

Casa de labranza del siglo XVI restaurada y adaptada al comfort de la vida actual. Isabel, el Ama, hace 23 años decidió dedicar su vida y su trabajo a homenajear la obra de Cervantes, y ha hecho de la Hospedéria Casa de la Torre un lugar de encuentro para todos los Quijotes del mundo en la patria de Dulcinea.

C/ Antonio Machado, 16 | El Toboso
tel. +34 925 568006
info@casadelatorre.com | www.casadelatorre.com


Hotel Restaurante Dulcinea de El Toboso

El Hotel restaurante Dulcinea de El Toboso, es un complejo Hostelero, con más de 30 años dedicado al Sector.

Ctra. Quintanar, 3, 45820 | El Toboso
tel. +34 925 56 80 55


Casa Rural El Paraíso de Don Quijote

El Paraíso de Don Quijote lo forman dos casas rurales con piscina de 16×6,5m2, dentro de una cuidada finca de 16.000m2 de uso exclusivo, que disponen de 9 habitaciones, 6 baños y zonas comunes.

Ctra. Miguel Esteban s/n Paraje La Cadena, 45820 | El Toboso
tel. +34 615 97 00 65
www.paraisodedonquijote.com

Restaurante Casa Gastronómica El Rincón de la Mancha

Restaurante Casa Gastronómica el Rincón de la Mancha es un restaurante familiar de cocina de fusión, tradicional y moderna ubicado en el Toboso y que lleva más de 40 años a su servicio ofreciéndole la máxima calidad. Se trata de una cocina con productos frescos, llena de sabor y sensaciones en un ambiente agradable. Le ofrecemos un menu cervantino  y manchego, así como gran variedad de tapas y vinos que hacen homenaje a nuestra tierra.

Ctra. Quintanar, 2, 45820 | El Toboso
tel. +34 925 19 76 04
www.laguia.es


Bar Rocinante

En el bar Rocinante encontraras Angelines, siempre dispuesta a cocinar para ti exquisitos platos para llevar y ofrecerte en el establecimiento una variada oferta de la cocina tradicional manchega.

Av. Castilla la Mancha, 45, 45820 | El Toboso
+34 925 19 74 36


La competencia

Andrés te recibirá en su particular local de copas. La Competencia es también una sala de fiesta, eventos, cata de vinos comentadas, maridajes etc.

Av. Castilla la Mancha, 25, 45820 | El Toboso
tel. +34 627 59 05 53
facebook

 La aldaba

Mayte y Luis os esperan en esta tienda de productos típicos manchegos, pero también de unas delicadas elecciones de regalos y curiosidades que harán inolvidable vuestro paso por El Toboso.

C/ Don Quijote, 4 | El Toboso (Toledo)
Tel. +34 925 197 189
Móv. +34 615 970 028
facebook


 Lagar Quixote

Cesar Laguía Ortega ha abierto la primera bodega en Castilla La Mancha que embotella el mosto aún fermentando para no añadir azucar ni levadura y obtener un vino totalmente natural con burbuja, como el Champán. Todo esto se realiza artesanalmente.

Calle Teresa Panza, 7, 45820 | El Toboso
tel. +34 628 31 49 00
www.lagarquixote.com

Obras de Cervantes en las que aparece Murcia

Don Quijote de la Mancha (1605-1615)

Y, habiendo andado como dos millas, descubrió don Quijote un grande tropel de gente, que, como después se supo, eran unos mercaderes toledanos que iban a comprar seda a Murcia.
(Quijote I, 4)

En fin, yo me determiné de fiarme de un renegado, natural de Murcia, que se había dado por grande amigo mío, y puesto prendas entre los dos, que le obligaban a guardar el secreto que le encargase; porque suelen algunos renegados, cuando tienen intención de volverse a tierra de cristianos, traer consigo algunas firmas de cautivos principales, en que dan fe, en la forma que pueden, como el tal renegado es hombre de bien, y que siempre ha hecho bien a cristianos, y que lleva deseo de huirse en la primera ocasión que se le ofrezca.
(Quijote I, 40)

La Gitanilla (1613)

Esto contó la gitana vieja, y esto dio por escusa para no ir a Sevilla. Los gitanos, que ya sabían de Andrés Caballero que el mozo traía dineros en cantidad, con facilidad le acogieron en su compañía y se ofrecieron de guardarle y encubrirle todo el tiempo que él quisiese, y determinaron de torcer el camino a mano izquierda y entrarse en la Mancha y en el reino de Murcia. […] Mas Clemente, como si le leyera la intención, entre otras cosas le dijo que se holgaba de ir al reino de Murcia, por estar cerca de Cartagena, adonde si viniesen galeras, como él pe[n]saba que habían de venir, pudiese con facilidad pasar a Italia.

Dejaron, pues, a Estremadura y entráronse en la Mancha, y poco a poco fueron caminando al reino de Murcia. En todas las aldeas y lugares que pasaban había desafíos de pelota, de esgrima, de correr, de saltar, de tirar la barra y de otros ejercicios de fuerza, maña y ligereza, y de todos salían vencedores Andrés y Clemente, como de solo Andrés queda dicho.

Sucedió, pues, que, estando el aduar alojado en un valle cuatro leguas de Murcia, una noche, por entretenerse, sentados los dos, Andrés al pie de un alcornoque, Clemente al de una encina, cada uno con una guitarra, convidados del silencio de la noche, comenzando Andrés y respondiendo Clemente, cantaron estos versos: …

Aquella mañana se levantó el aduar y se fueron a alojar en un lugar de la jurisdición de Murcia, tres leguas de la ciudad, donde le sucedió a Andrés una desgracia que le puso en punto de perder la vida.

Finalmente, con la sumaria del caso y con una gran cáfila de gitanos, entraron el alcalde y sus ministros con otra mucha gente armada en Murcia, entre los cuales iba Preciosa, y el pobre Andrés, ceñido de cadenas, sobre un macho y con esposas y piedeamigo. Salió toda Murcia a ver los presos, que ya se tenía noticia de la muerte del soldado.

Dio priesa a su partida, por llegar presto a ver a sus hijos, y dentro de veinte días ya estaba en Murcia, con cuya llegada se renovaron los gustos, se hicieron las bodas, se contaron las vidas, y los poetas de la ciudad, que hay algunos, y muy buenos, tomaron a cargo celebrar el estraño caso, juntamente con la sin igual belleza de la gitanilla.

Saber más